MADRE y mujer

Hoy soñé con criaturas preciosas en tres dimensiones!.


Sonó un estruendo!


Bromnnnnnnnn ...


De repente animales con pelaje, de osos pandas en blanco y negro, aparecieron en mi sueño.


Tuve el reflejo rápido y supe apartarme en un brinco "Lara Croft" sobre la roca grisácea, que hacía parte de la garganta acantilada, por donde empezaron a pasar, de una en una, tan "fantástica" especie de tamaño prehistórico en secuencias de cámara lenta.


Grasa en movimiento y masa muscular configuraban sus patas traseras, que junto al grueso pelaje aumentaban más la visión tres D, creando un efecto hipnótico.

Su mirada era incierta, apática, de seres mitológicos que cruzan las puertas del saber y el destino.


Eran tan bellos y tan fieros!

Dignos ejemplares de cualquier cuento de hadas, con caballeros vestidos con nobles tejidos en colores oro y carmín, bosques encantados que escondes castillos con damiselas cautivas en el tiempo...


Con mezcla de bisonte y oso estremecían, a su paso, el silencio natural del acantilado gris, ausente de vegetación, libre de recobijos, solo piedras redondeadas para saltar.

Cielo gris.

Garganta profunda en neblina de humo confusa.


Qué miedo al principio!,

Qué agonía después!,

Qué bueno, uff, que salté!,

Oh!

Y vi pasar la manada enloquecida,

Uno tras otro,

Con su mirada ausente,

Tenía miedo de que mirasen hacia arriba!

Ahí estaba yo,

Sujetando mi corazón.


Miedo!,

Fascinación!


Oh!

Quizás supiesen volar o saltar.

De repente:

Llegó el último ejemplar,

Cayendo al suelo agonizante.

Y yo entre sueños y pensamientos...

Intentaba actuar!

Limitada por el pánico me bajé de mi piedra,

Y vi su mirada en un lamento.


Que dura y triste la agonía!,

Tendí mi mano hacia su cabeza y sus ojos se fundieron con los míos.


Desperté de mi sueño,

Buscando un sentido,

Una moraleja,

Una connotación con la vida real,

Con la muerte,

Con el destino,

Con el duro caminar de la sociedad.


Me abracé en mi despertar,

Amando mi niña interior,

Tendiendo mi mano amiga al futuro,

Recordé a mi madre:

Tan bella,

Tan linda de corazón,

Esa mujer que se convirtió en mi mejor inspiración.


Besos al cielo querida mamá,

Besos a todas la madres que sufren o sufrirán.

Besos a todas las mujeres que se levantan cada día,

Haciendo camino al andar.





In peace with me and my destiny




#escritura#poesia#prosa#prosapoética#vida#lucha#soñar#mydestiny

109 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo