ENSALADILLA DE MERLUZA FRESCA

Actualizado: 24 de may de 2019


Sabor fino y delicado



Te amplío la foto para que veas los ingredientes.




4 rodajas de merluza fresca

6 gambones rojos descongelados

6 varitas de bocas de mar

1 diente de ajo

1/2 lechuga iceberg o dos cogollos

4 o 5 cucharadas de mayonesa, al gusto

Salsa cóctel y caviar negro para decorar


La merluza es muy importante que sea fresca y de buena calidad pues es el ingrediente principal de este plato y de ella dependerá todo su sabor. Las gambas pienso que para esta elaboración no merece la pena pagarlas a precio de oro, descongeladas quedarán muy bien.


Comenzamos poniendo el pescado en agua hirviendo con sal 7 u 8 minutos, dependiendo del grosor de la merluza. Cuando lo tenemos listo retiramos la olla del fuego, sacamos la merluza y ponemos los gambones pelados y sin la tripa. Los dejaremos un minuto dentro del agua con la olla tapada. Pasado este tiempo escurrimos bien el agua y dejamos enfriar todo en una bandeja.

Cortamos la lechuga en juliana y reservamos.

Elaboramos la salsa cóctel con una cucharada de mayonesa, una de ketchup, una gotita de cognac y una cucharadita de zumo de naranja.


Pasamos a retirar piel y espinas del pescado y cortamos las gambas en tres rodajas cada una. Hacemos lo mismo con las bocas de mar, las cortamos cada una en tres trozos. Cogemos un bol: ponemos la lechuga con una pizca de sal, las bocas de mar, los gambones y el pescado en mollas gordas asegurándonos de que esté frío. Añadimos la mayonesa poco a poco para no pasarnos con la cantidad y le agregamos el diente de ajo previamente machacado muy fino; pasamos a mezclar todos los ingredientes. La merluza quedará desmenuzada por sí sola, intentar que no quede desmigajada.


Servimos en un bol o plato llano decorando con un poco de salsa cóctel sin cubrir todo y un poquito de caviar por encima para dar color.


Sano y natural.

"Cocina de siempre", le dedico a mi mami esta receta. Ella siempre se cuidó mucho porque tenía problemas de corazón y era su versión de la ensaladilla de marisco. Pobre en marisco y rica en pescado: poco colesterol, salud para las arterias. Bueno, cuando yo era pequeña no existía el surimi (boca de mar: pescado procesado), mi madre hacía una delicatessen de merluza, lechuga y cuatro gambitas con mayonesa casera, que si a esto añadimos que vivíamos en pueblo pesquero con materia prima muy fresca, ya puedes imaginar el sabor y la tradición de la que hablo.

Siempre en mis memorias, besos al cielo.



#instafood#sweet#tasty#yum

57 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo