crema de calabacín blanco sin patata

Actualizado: 24 de may de 2019


Con propiedades antipiréticas y diuréticas


Te ayuda a conservar el corazón y la salud arterial


Rica fuente de minerales e infinidad de vitaminas

Sabor y textura

Da un sencillo toque en tu mesa, cualquier día es perfecto para salir de la rutina y apreciar la belleza de una flor

Para 4 personas


2 calabacines blancos grandes o tres medianos

1 cebolla grande

1 quesito

1 vaso de agua

Sal



Es una crema muy sencilla de hacer, sabor exquisito y muy baja en grasas. Ideal para cuidarte o dietas detox cuando necesites eliminar toxinas. El calabacín blanco tiene un sabor más delicado, es una opción ideal para elaborar cremas.


Empezamos poniendo el agua al fuego con un poco de sal que vaya calentando; añadimos la cebolla pelada a trocitos, seguidamente pelamos el calabacín, (en esta variedad es muy importante pues la piel es más gruesa) y lo incorporamos a la olla. Esperamos que hierva el agua y bajamos el fuego, cocinaremos 10 minutos a fuego lento. Quedará más sabroso si lo hacemos con antelación (no es imprescindible), es una receta que perfectamente puedes hacer a las seis de la tarde y luego calentar a las nueve para consumir.

Es muy importante triturar en el momento antes de servir, lo haremos quitando el agua de cocción (reservaremos una poca por si nos hiciese falta). El calabacín suelta mucha agua y normalmente queda muy bien la textura con esta forma de elaborarlo. Por último añadiremos un quesito y trituramos todo junto.

A mi familia nos gusta "La vaca que ríe" pero con cualquier otra marca quedará bien.


Serviremos inmediatamente sin aceite ni demás aditivos, ¡te sorprenderá esa delicadeza de sabor en el paladar con tan pocos ingredientes!.


¡Me encantan las cosas sencillas!



P.d. La crema te quedará más blanca, hice la prueba para consumir con piel pero mejor sin ella.



#yum#lunch#sabor#comidasaludable

85 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo